$ 12.000 en propina

Stacy Knutson es una camarera de Minnesota con muchos problemas económicos. Alguien que conocía sus apuros le dejó en una caja una propina extraordinaria por haberles atendido bien en el bar: 12.000 dólares.

Esa es su versión del regalo que recibió por parte de unos clientes dentro de una caja. Las sospechas de la Policía son muy distintas: el dinero pertenece a unos narcotraficantes que quisieron deshacerse de él. Por eso se lo requisaron y, después de no encontrar ninguna relación con actividades ilícitas, se lo devolvieron.

Según declaró Knutson a la Policía, un cliente del restaurante en el que trabaja, Fryn’ Pan, le dijo que podía quedarse una caja con comida que habían dejado en el local. En su interior estaban esos 12.000 dólares en billetes de distinto valor.

Tras ponerlo en conocimiento de sus superiores y éstos de la Policía, los agentes le dijeron que podía quedarse el dinero si nadie lo reclamaba, pero instantes después le comunicaron que estaba relacionado con una investigación por drogas, y que por tanto debían requisárselo.

Después de no encontrar ninguna pista sobre la procedencia del dinero, y una vez que la prensa se hizo eco de la noticia, las autoridades decidieron devolverle el dinero a la afortunada empleada.

20120414-090637.jpg

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s